Así es la tercera generación de la Porsche Cayenne
2/10/2017 Novedades

Así es la tercera generación de la Porsche Cayenne

Viajamos a Stuttgart para conocer en detalle la SUV que fortaleció a Porsche.

Después del Salón de Frankfurt de este año, viajamos para Stuttgart, cuna de Porsche, a participar de un workshop de tecnología. Dentro de ese plan tuvimos la oportunidad de conocer a fondo todas las innovaciones que incorpora la tercera generación de la Cayenne, presentada en el mencionado salón.

Aunque no pudimos manejarla, sí fuimos pasajeros en circuitos de asfalto y off-road, que demostraron toda la capacidad 4x4 en la pista y fuera de ella. Sin más preámbulos, te dejamos con todo lo que debes de saber acerca de la tercera generación de la exitosa Porsche Cayenne.

Gracias, Cayenne

Allá en 2002 parecía un sacrilegio, pero muy a pesar de los fanáticos, Porsche se decidió por fabricar una SUV. El tiempo le dio la razón y hoy la Cayenne es sinónimo de éxito, piedra angular del renacimiento financiero de la marca.

En su primera generación, la SUv vendió 270.000 unidades, y en la segunda aumentó ese número a medio millón. Es así que le debemos a este vehículo el nacimiento posterior del actual 911 o del 918 Spyder, y ni hablar del 919 Hybrid tricampeón en Le Mans. Gracias, Cayenne.

Motores para todos los gustos

Esta SUV emplea un V6 3.0 turbo con 340 CV y 332 Nm que realiza el 0 a 100 en 5,9s y le da una velocidad máxima de 240 km/h ¿El consumo? 9 L/100km en combinado.

La versión S tiene también un V6, pero éste es biturbo de 2.9 L con 440 CV y 406 Nm. El 0-100 se logra en 4,9s y llega hasta los 265 km/h con un consumo de 9,1 L/100km.

Finalmente, el tope de gama es la Cayenne Turbo, con un bestial V8 4.0L de 550 CV y 568 Nm (el mismo que el Panamera Turbo). El consumo es de 11,69 L/100km y sus número ilusionan: 0-100 en 3,9s, medio segundo menos que su antecesora.

La caja de cambios

Con la llegada del Panamera de segunda generación, Posche trajo la nueva generación de su caja PDK de doble embrague, una nueva caja de octava capaz de trabajar con tracción total y controlar inmensas cifras de torque.

A pesar de ello, la Cayenne usa una transmisión automática con convertidor de par tradicional. Los ingenieros explican que si bien la PDK es más rápida, para el off-road y arrastre, la caja elegida es mejor. Además, la Tiptronic S de ocho cambios es igualmente rápida, más que la generación anterior, y sus interrupciones son cortas. Las dos últimas relaciones tienen una función netamente de mejorar el confort y rendimiento y se complementan con el modo de operación Coasting, por lo que la velocidad se logra en sexta.

Evidentemente, la tracción es a las cuatro ruedas vía un sistema AWD de embrague multidisco controlado electrónicamente que distribuye el torque de acuerdo a un monitoreo de las necesidades en tiempo real, en condiciones de manejo deportivo es capaz de enviar mayor torque a la rueda trasera exterior de la curva para mejorar la capacidad de giro, mientras que en funcionamiento off-road dosifica la potencia priorizando la entrega hacia el neumático con mayor tracción.

Frenos de Carburo de Tugsteno

La Cayenne Turbo viene de serie un nuevo sistema de frenos cuyos discos tienen una cubierta de carburo de tungsteno. Estos nuevos discos de 415 mm funcionan en combinación con unas pastillas diseñadas especialmente para esta aplicación a través de una pinza de diez pistones para el eje frontal y cuatro en el trasero.

Uno de los principales beneficios es la duración, un 30% mayor en comparación con los discos de hierro convencionales. Tal es la confianza en cuanto al polvo que se genera, que las pinzas adoptan un color blanco. La resistencia a la fatiga es mayor, así como la capacidad de frenado, con lo cual este nuevo sistema PSCB llega para cerrar la brecha que existía entre el sistema tradicional de frenos de hierro y el de carbono-cerámicos, el cual se mantiene como la opción tope de gama.

Un eje trasero direccional

 Por primera vez, la Cayenne adopta el eje trasero direccional que se estrenó en el GT3 de generación anterior y luego llegó al 911 (991.2). Las ruedas posteriores giran en el mismo sentido que las frontales en altas velocidades, lo que incrementa virtualmente la distancia entre ejes y mejora la estabilidad. En baja velocidad, giran al contrario para reducir el radio de giro y facilitar las maniobras de estacionamiento.

Ligereza a partir del aluminio

El chasis está compuesto en un 47% de aluminio y los ingenieros explicaron que la proporción no es mayor debido a estrictas regulaciones contra impactos. De hecho, los refuerzos estructurales para pasar adecuadamente la prueba conocida como Small Overlap agregan unos 20 kg por lado. De cualquier forma, toda la carrocería ahora es de aluminio, mientras que las partes críticas del chasis son de acero.

Aun con la masiva adopción del aluminio, la nueva Cayenne es entre 55 y 65 kg más ligera que antes, manteniéndose en las dos toneladas.

Aerodinámica

La Cayenne 2018 estrena un alerón posterior activo que se despliega en función de las necesidades aerodinámicas de conducción. En la posición normal, la presencia del alerón no se nota, ya que sigue la caída natural del techo. Al alcanzar la velocidad de 160 km/h el spoiler pasa a modo Performance si se levanta 6º para mejorar el apoyo de las ruedas traseras, en caso de seleccionar el modo de manejo Sport Plus la inclinación es de 12,6º, con lo cual se genera mucha mayor carga, apropiada para mejorar el desempeño en curvas rápidas. El modo máximo de apertura, que es de 19,9º se habilita cuando se viaja por encima de los 160 km/h y con el techo panorámico abierto, para así compensar la turbulencia.

Por último, el spoiler activo cuenta con una posición denominada “Air Brake”, freno de aire, que se activa al desacelerar súbitamente cuando se circula a velocidades entre 170 a 270 km/h. En esta modalidad la apertura es de 28,2º, mejorando la estabilidad del frenado. Frenando totalmente desde 250 km/h, el Air Brake reduce la distancia total en 2m.

Adicionalmente, la parrilla y las entradas de aire frontales cuentan con flaps que pueden cerrarse por completo según la necesidad y son reguladas a partir de factores como temperatura, utilización del aire acondicionado y desempeño.

La nueva suspensión neumática

Siguiendo el debut en el Panamera, la suspensión neumática de tres cámaras llega a la nueva Cayenne, incrementando así la suavidad cuando se busca un manejo confortable y la rigidez cuando la exigencia es más deportiva. Por su parte, la variación de altura puede ir de 245 mm hasta 162 mm.

Estabilización electro-mecánica

Anteriormente la estabilización activa se realizaba mediante un sistema electro-hidráulico, y ahora Porsche optó por un nuevo mecanismo electromecánico, capaz de reaccionar en milisegundos. Con dos ocupantes y en condiciones de aceleración lateral de hasta 0,8G, el nuevo sistema es capaz de eliminar por completo la inclinación de la carrocería. Adicionalmente, este nuevo sistema es más compacto, ligero y demanda menor energía para funcionar.

En modo off-road el sistema puede desactivarse o inclusive funcionar al revés, para ofrecer una articulación del eje aún mayor y mantener contacto con la superficie o evitar la pérdida de tracción.

El habitáculo

A simple vista, el interior de la Cayenne pareciera idéntico al del Panamera. Pero, luego de observarlo detenidamente podemos notar ligeros cambios que se adecuan a las proporciones de la SUV y su posición de manejo. Entre ellos, el más notorio es el de los ventiladores centrales que son de operación tradicional y no a través de la pantalla.

Conectado con todo

La inmensa pantalla táctil full HD de 12,3” con sensores de proximidad es el centro desde donde se pueden controlar prácticamente todas las funciones del vehículo. Es completamente personalizable y cuenta con una serie de innovaciones interesantes.

La más destacada quizá es la incorporación de una interfaz de funcionamiento híbrido, con algunas funciones tomadas de plataformas online como Google, y desarrolladas por Porsche y almacenadas en el sistema.

El resultado es impresionante, la operación por voz se hace de manera intuitiva, al igual que si se tratara de un asistente digital como Siri o Cortana. Los resultados desplegados por el navegador también se benefician de este funcionamiento híbrido desplegando por ejemplo la calificación de los usuarios a cierto restaurante o la disponibilidad de espacios para estacionamiento.

Porsche en tu bolsillo

La App Porsche One Connect permite extender la experiencia aun fuera del auto. El propietario ve su vehículo en la app exactamente como es en la vida real y desde allí se puede ver el nivel de combustible, mantenimiento, se puede abrir o cerrar el auto mediante reconocimiento de la huella, entre otras cosas.

De todos modos, el planificador de ruta es la función más interesante. Al incluir los datos de guiado en la aplicación podemos planear una ruta y enviarla al vehículo para que ésta ya esté cargada al momento de iniciar el viaje.

Una app especializada

Ya existe la Track Precision App que permite a los propietarios de un Porsche conectar su teléfono con el auto y grabar las vueltas a un circuito y tener datos de telemetría, y la marca ahora pondrá a disposición de los propietarios de la Cayenne una nueva App específica para hacer lo mismo, pero en rutas fuera del camino.

La importancia de la seguridad

Huelga decir que la Cayenne equipa airbags, ABS y ESP. Lo relevante aquí es la enorme cantidad de sistemas de seguridad de última generación que trae.

Cámara de visión nocturna, detección de señales de tráfico, asistente de mantenimiento de carril, control de crucero activo, asistente de protección de peatones y cámara de 360° son algunos.

Pero lo más impactante es el sistema autónomo InnoDrive que puede tomar el control en ruta y a partir del GPS y radar anticipar el camino. Con esto, prepara el motor, la caja y los frenos de manera óptima para los próximos 3km mejorando la eficiencia y la experiencia.

 

 

¿Qué opinás? Contanos