Novedades

Se vende el Mini Cooper S DeVille 1965 de Paul McCartney

Es una pieza única, que incluso fuera personalizada para el uso del afamado músico.

Se vende el Mini Cooper S DeVille 1965 de Paul McCartney

Las personas indicadas también generan valor a sus pertenencias. Esta especie de "sobrevaloración" en los autos la podemos ver en este Mini Cooper S DeVille de 1965, propiedad de Paul McCartney. El vehículo será subastado el 1º de septiembre por Worldwide Auctioneers, en la celebración del National Auto & Truck Museum en Illinois.

Dotado de un motor cuatro cilindros de 1.275 cc, acoplado a una caja de cambios manual de cutro cambios, este ejemplar tiene como peculiaridad una serie de toques interiores y exteriores personalizados. Cuenta la historia que el propio manager de The Beatles, Brian Epstein, fue quien realizó la orden de cuatro ejemplares, uno para cada músico. Tres de ellos fueron producidos por Radford y uno por el constructor Hooper.

En el caso del de Paul McCartney, se trataba de una de las unidades creadas por Radford. Otro dato relevante de este vehículo es que apareció en la película Magic Mystery Tour de 1967.

Entre los aspectos personalizados de este coche, se destacan las luces gemelas en la parrilla, el techo corredizo, las luces traseras Aston Martin, los levantavidrios eléctricos, el volante Moto-Lita de tres radios con bordes de madera, los detalles interiores en ese mismo material, los asientos de cubo, el cuadro de instrumentos Smiths y las llantas.

Quien adquiera este coche podrá constatar su propiedad en una carpeta de documentos, al igual que muchas fotografías de Paul McCartney con el auto, mostrando la placa de registro GGJ 382C. Esta documentación lo hace una pieza única para los beatlemaníacos.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos