Test drive

Test Hyundai Kona, mas Sport que Utility

Manejamos a la SUV coreana que dinamiza el segmento.

Test Hyundai Kona 1.6T

Ya parece que toda resistencia es inútil, por mas que los que trabajamos en el rubro les digamos que es mejor un station wagon (o rual / familiar) que un SUV, la moda de los Sport Utility Vehicles llegó para quedarse. Basta con ver los modelos que las marcas tienen en oferta y hasta los timonazos industriales que pegan los gigantes para satisfacer la tendencia de la demanda.

Hyundai también vá por ese camino, ofreciendo cada vez más SUV en Argentina. Uno de sus últimos lanzamientos fue la Kona, una propuesta moderna que llega para colocarse entre la Creta y la Tucson.

A diferencia de la Creta que está destinada a mercados emergentes, la Hyundai Kona se concibió como un modelo global, pensada más que nada para la gente con espíritu joven de Estados Unidos y Europa. Esto explica muchas cosas que ahora vamos a desglosar.

Diseño

Sin lugar a dudas, el aspecto más destacado de la Kona. Líneas agresivas, deportivas y dinámicas, con un frontal con grupos ópticos divididos al estilo del nuevo C4 Cactus pero con mucho lenguaje asiático encima. En la parrilla La Kona toma prestada parte de la estética del nuevo Veloster, pero tiene un carácter propio que no sólo la diferencia en la gama de Hyundai sino en todo el segmento.

tiene un carácter propio que no sólo la diferencia en la gama de Hyundai sino en todo el segmento

El maridaje entre el mundo Sport y el Utility está muy bien resuelto, con las líneas dinámicas que te mencionaba y unas bellas llantas de 18” para satisfacer al primero y protectores de guardabarros, barras en el techo y un despeje de 170mm (que no es tanto como en otros SUV pero es más que varios autos) para satisfacer al segundo aspecto.

Quizás donde no supieron bien como resolver las líneas fue atrás, donde la pretensión de separar el grupo óptico (cuestión que celebro porque la parte de arriba queda muy bien) creó un grupo óptica que integran las luces de marcha atrás, giro y balizas de un modo un tanto extraño, que en lo personal no me gusta como quedó resuelto pero que a vos puede llegar a gustarte, viste como es.

Interior y Equipamiento

Puertas adentro la extravagancia que veíamos desde afuera se apacigua un poco y encontramos un interior mas sobrio, con abundancia de tonos grises pero no por eso menos moderno. Líneas consistentes, encastres excelentes y una mezcla de plásticos blandos y duros al tanto crean un conjunto que denota calidad pero sin llegar a un nivel Premium. Todo está muy bien distribuido y es de fácil acceso.

La mayor de las comodidades se vive en las butacas. La versión que probamos es la Ultimate que a diferencia de la otra versión que vende Hyundai en Argentina (la Safety+) integra además del techo eléctrico unos asientos de cuero perfectos, con ajustes eléctricos, 3 niveles de ventilación y 3 niveles de calefacción. Los ajustes son muy generosos y si lo querés, te permiten lograr una posición de manejo muy abajo, casi como de auto deportivo. Si estás pensando qué versión comprarte, haceme caso y tratá de sentarte en una Kona para sentir la diferencia, estas butacas de cuero valen la pena.

En las plazas traseras se repite el tapizado pero no los lujos, ya que no tenemos las funciones de ventilación ni una salida de aire acondicionado para las plazas traseras. Tampoco tenemos demasiado espacio, el torpedo central imposibilita que viajen 3 adultos cómodos y el espacio para las piernas es correcto pero tampoco sobra demasiado. Cuando te sentás atrás entendés por qué existe también la Tucson, que es mas grande.

atrás no tenemos demasiado espacio

Las cosas no mejoran en el baúl, de apenas 361L (la Creta tiene 402L) que aunque esté muy bien presentado y tenga la posibilidad de rebatir los asientos traseros para maximizar su capacidad, no deja de ser chico. Para peor, bajo el piso se esconde una rueda de auxilio temporaria (125/80 R16 vs. 235/45 R18) que no me permite siquiera colocar ahí la llanta titular si debo cambiarla.

En materia de equipamiento la Hyundai Kona es bien completa, además de las butacas que recién te mencioné incluye una pantalla multimedia de 8” sin navegador integrado pero con la posibilidad de emparejar el Smartphone y usar Waze o Maps mientras el mismo se carga mediante inducción en el portaobjetos central.

El climatizador podría haber sido bizona pero es simple, aunque se complementa con la posibilidad de calefaccionar el volante, un ítem que quizás en climas templados no se valore tanto pero creéme que en regiones frías es un mimo al alma.

El tablero muestra la información con mucha claridad, con agujas analógicas para velocidad, revoluciones, temperatura de agua y nivel de combustible apoyados por una pantalla central de LCD color que nos muestra muchísima info sobre el auto, desde la presión de los neumáticos en tiempo real hasta el estado de los sistemas de asistencia al manejo de los que te voy a hablar en el apartado siguiente.

Mecánica y Seguridad

Bajo el capó de la Hyundai Kona tenemos un motor 4 cilindros naftero de 1.6 L con turbo con 177 CV y 265 Nm acoplado a una transmisión automática de doble embrague de siete cambios que puede llevar la tracción a las 4 ruedas de manera automática (bajo demanda). En otros mercados se ofrecen otras motorizaciones (como el mas accesible 1.0L y por otro lado el Diésel) pero a nuestro país llegó con esta opción que resulta la mas potente de la gama por ahora.

Si hablamos de seguridad, hablamos de uno de los aspectos mas destacados de la Hyundai Kona: no sólo viene de recibir 5 estrellas en el EuroNCap y de quedarse con el Top Safety Pick+ de IIHS, (Estados Unidos) sino que además es el primero que tiene el honor en tener el paquete ADAS (Advanced Driver-Assistance System) bajo un logo de la marca (este sistema lo pudimos poner a prueba en vehículos como el Peugeot 3008, ver prueba). Este sistema incluye Alerta y asistencia de prevención de Colisión Frontal, (usando una cámara delantara y un radar para frenar de forma autónoma) Alerta y Asistencia al mantenimiento de carril con intervención activa del volante y Alerta de colisión de tráfico trasero. A este paquete se le suman 6 airbags, control de estabilidad (ESP) y tracción, anclajes ISOFIX y cinturones de 3 puntos y apoyacabezas en las 5 plazas.

Comportamiento Dinámico

Colocarle el mismo motor de la Tucson a un vehículo que pesa mucho menos tiene que resultar genial, y así es. La Hyundai Kona tiene una performance impecable para su segmento, por momentos te olvidás que estás manejando una SUV. Su despeje y suspensión están calibrados para darte un comportamiento dinámico muy correcto a bajas y altas velocidades, con un buen compromiso entre el paso de obstáculos urbanos y una buena tenida en ruta.

La Hyundai Kona tiene una performance impecable para su segmento

Si por pensar que al ser de tracción integral la Kona puede llegar a reemplazar a una pick-up 4x4 en el ámbito offroad, dejame decirte que no es tan así. La tracción integral se acopla cuando el vehículo entiende que la necesita, y solo puede ser inducida mediante un botón que deja la tracción en las cuatro ruedas a velocidades inferiores a los 50Km/h. Este es un vehículo mucho mas capaz que cualquier auto para desplazarse por terrenos difíciles como arena y barro, pero tampoco tiene las capacidades de una chata. Además, sus llantas de 18” con taco fino y neumáticos de asfalto no son los mas recomendados para el castigo fuera de camino.

En la ciudad el paso de cambios es prácticamente imperceptible, la buena reacción y la dirección precisa convierten a la Kona en un vehículo muy placentero de manejar, quizás la única crítica que podría hacerle es que por sus llantas de 18” se filtran algunas imperfecciones del asfalto al habitáculo. En este ámbito, el consumo se situó en los 11L/100 Km.

Cuando salís a la ruta la Hyudai Kona te muestra que está lista para viajar. La caja de séptima mantiene el motor relajado y el torque listo, con una muy buena elasticidad. Para darte una idea, el 80 a 120 Km/h lo hace en 6.5 segundos en D y si pasás la caja al modo manual secuencial (que bien que vendrían unas levas al volante) y ponés la caja en 3ra al momento de acelerar, el tiempo se acorta hasta los 5.5 segundos.

le vendrían muy bien unas levas al volante

En este ámbito circulando a 120Km/h reales (125 Km/h de velocímetro) el motor gira a  2.500 rpm y obtenés un consumo de 8.4L/100Km. No son grandes cifras para un 1.6L pero son buenas si considerás el turbo, los 177CV y la tracción integral que se acopla al acelerar fuerte.

Conclusiones

La Hyundai Kona es una propuesta moderna en un segmento que no para de renovarse. Pisar fuerte acá no es para cualquiera, pero los coreanos hicieron las cosas muy bien. Proponen un vehículo con un diseño diferente y atractivo, lo mejor que puede dar la marca a nivel tecnológico al servicio de la seguridad y un comportamiento dinámico que acerca a la Kona mas al mundo de los hot-hatchs que al de las SUV.

Queda penalizada por la falta de espacio en la parte de atrás y en el baúl, y quizás también por estar en un segmento que no es accesible para cualquiera. A su favor tiene que por ese precio muchos de sus competidores ofrecen mucho menos, y hasta tiene ítems que se le animan a plantarle cara a los competidores de marcas Premium.

La Hyundai Kona que tenemos en Argnetina pone el acento en lo Sport dentro de los Sport Utility Vehicles y eso nos parece genial. El resultado es uno de los mejores SUV para manejar que hayamos probado hasta ahora en este segmento.

 

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinás? Contanos