Novedades

El aire acondicionado del Bugatti Chiron es capaz de enfriar un departamento

Debido a sus líneas aerodinámicas, el hiperdeportivo cuenta con un complejo sistema para evitar que el habitáculo sea sumamente caluroso.

El aire acondicionado del Bugatti Chiron es capaz de enfriar un departamento

Para que el Chiron sea capaz de superar los 400 km/h, Bugatti no solo trabajó en el desarrollo de un motor potente, sino que también metió mano en la carrocería, con el fin de lograr poca carga aerodinámica. Así, desarrolló un cuerpo con entradas de aire, aletas, líneas fluidas, un perfil prácticamente sin vértices y un parabrisas casi plano -tiene una inclinación de solo 21.5º-, lo que aumenta la superficie del cristal a 1.31 m2. Hay que tener en cuenta que un auto compacto convencional tiene un área de vidrio de alrededor de 0.70 m2 y un ángulo de inclinación de 30º.

Si bien el trabajo realizado en el parabrisas le permite al Chiron contar con una gran aerodinámica, conlleva una desventaja: el interior se calienta más rápido debido a la mayor radiación o carga solar. Para peor, si se opta por contar con el techo de cristal el nivel de calor es mucho más alto, al menos bajo los rayos del sol.

La solución

Acá es donde entra en acción el aire acondicionado. Tanto el Chiron como el Divo cuentan con un compresor potente, que brinda una capacidad de enfriamiento de hasta 10 kW, y dos condensadores de aire suficientes para enfriar un departamento de aproximadamente 80m2. Con esta capacidad de enfriamiento se pueden comprimir cerca de tres kg de refrigerante por minuto desde una presión de aproximadamente dos bares a una presión alta de hasta 30 bares.

Por otro lado, el compresor montado en el motor está expuesto a temperaturas ambiente muy altas debido a su proximidad con el sistema de escape, por lo que también es enfriado a través de otro sistema sofisticado.

A primera vista, el sistema de aire acondicionado del Chiron parece funcionar como uno convencional. Sin embargo, su desarrollo fue verdadero desafío, ya que había que amoldarlo perfectamente al hiperdeportivo para que funcione de manera impecable, incluso a la máxima velocidad y carga del motor.

El trabajo de los ingenieros consistió en realizar una investigación exhaustiva y mucho desarrollo con respecto a la capacidad máxima de enfriamiento, además de tomar en cuenta aspectos como la eficiencia, la acústica del sistema y la reducción de corrientes de aire. Esto último incluyó reducir y refinar el circuito refrigerante para minimizar el uso de los líquidos y el consumo de energía.

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas