logo autocosmos Vendé tu auto
Tuning

Chevrolet Impala cambia V8 por mecánica eléctrica de Tesla

Este muscle car único en su tipo, no solo recurre a la tecnología de Elon Musk para su transformación ecológica.

Chevrolet Impala cambia V8 por mecánica eléctrica de Tesla

Si bien no es el primer auto clásico que se vuelve eléctrico, ni tampoco el primero que recibe el mismo sistema de motores de Tesla, este Chevrolet Impala 1966 es un muscle car muy especial y único en su especie.

El Primer Impala eléctrico

Catalogado como el primero de su especie en el mundo, este clásico luce como un auto vintage más que logra una restauración perfecta, sin embargo, debajo de la carrocería todo es totalmente diferente al modelo original.

En lugar del motor V8 de 7.0 litros, este Impala recibe parte del sistema eléctrico del Tesla Model S, específicamente, el conjunto de motores.

Curiosamente, las baterías no son de la marca de Elon Musk, y el "paquete de pilas" de 47 kWh viene de una Chrysler Pacifica Hybrid.

A pesar de registrar más peso, la potencia de 550 caballos le permite a este Impala eléctrico lograr un 0 a 100 km/h en 3.0 segundos.

La dinámica de este "ImPila" también debería de ser mejor a la del original ya que se reacomodo de la distribución de pesos eliminando la transmisión y se colocaron las baterías bien abajo y en la parte trasera.

Sobre el Chevrolet Impala

  • Fue introducido en 1958
  • Lleva el nombre del animal sudafricano que puede saltar hasta diez metros de largo y tres metros de alto
  • Estaba disponible como sedán, convertible e incluso camioneta.
  • En 1963, se creó una versión de 427 pulgadas cúbicas (V8 de 7.0 litros) para competiciones de resistencia, pero la producción fue muy limitada.
  • Esta versión entregaba  425 caballos

Ahora vamos a jugar un poco, ¿qué clásico nacional convertírías en eléctrico? Ya sabés, en Autocosmos estamos a favor del díalogo así que no agredas y explicá tus razones en el comentario.

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas